¡Auxilio! ¡Están matando el español!

mayo 20, 2010

una persona o cosa que se busca o no. Es correcto decir “conseguí el préstamo que necesitaba para comprarme el automóvil”. También lo es: “Conseguí el trabajo que quería. Lo encontré en el periódico.” La forma háblate, como en “habláte con fulano para que te ayude”, me paraliza cada vez que la escucho porque no es posible físicamente, ya que la segunda persona del singular no puede hablarse a sí mismo y con un tercero a la misma vez. Hablarse a sí mismo connota privacidad, intimidad y voz baja. Sí podría usarse de esta forma, por ejemplo: “Háblate bajito y convéncete a ti mismo de lo que es correcto hacer”. La palabra pírrica que proviene del nombre de Pirro, rey de Epiro, quien logró una victoria sobre los romanos con el costo de miles de sus hombres, significa triunfo obtenido con más daño para el vencedor que para el vencido. Se utiliza en conversaciones sobre batallas, guerras, victorias, combates, pero no se usa con respecto al dinero como en el siguiente caso: “se obtuvo un pírrico aumento de salario”. Más cantidad de dinero nunca es pírrico a no ser que nos adentremos en el terreno filosófico como sucede con la palabra demasiado que normalmente se utiliza para significar exceso de algo. Por lo tanto, no puede ser “estaba demasiado bueno” o “me pareció demasiado sabroso”, porque ¿como puede estar en demasía la sabrosura o la bondad? Sin embargo se puede comentar: “¡Era demasiado belleza!”, cuando algo no resultó ser lo que prometía o se convirtió en decepción. La palabra culminar quiere decir llegar al clímax y no terminar. Entiendo que en muchos casos es difícil distinguir exactamente entre terminar y culminar, porque ambas podrían coincidir, pero la culminación no necesariamente implica terminar. Es correcto: “la novela culminó cuando el hombre se lanza del tercer piso y por eso no mantiene el interés del lector después del capítulo 4”, pero no es correcto: “la carretera no culminó”. “Se coleó en la fila”, es incorrecta porque colear no existe con el significado que quiere asumir en esta oración. La palabra para usar es colar, por infiltrarse, pasar, entrar. “El jinete colea al toro o a la res que huyen, derribándolos al suelo al sujetarlos por la cola.” “Un pequeño cachorro colea al ver a su dueño”. También podría colearse (pero también colarse) un carro que patina sobre el hielo en el pavimento. No es correcto: “habían muchas casas” o “hubieron muchos errores en el artículo”, porque el verbo haber no tiene plural: “había muchas vacas pastando”, “hubo mucha información sobre ese tópico”. Cuando el verbo haber es auxiliar se puede decir: “ellos habían comido”, pues es el tiempo compuesto de la tercera persona plural del pluscuamperfecto. Me llama la atención que nadie dice pelo, ni tiene pelo, como si pelo fuera mala palabra y no sinónimo de cabello. Todo el mundo tiene cabello y rostro, pero no cara. No se dice : “yo lo voté”, por votar o elegir a una persona para que ocupe un cargo. Se dice: “yo vote por ella.” Tampoco se dice: “fue el más votado”, por “fue el candidato que más votos recibió”. “Acercarse a la tienda” es nunca llegar a la misma, puesto que el significado de acercar es, según la Real Academia: “poner cerca o a menor distancia de lugar o tiempo”.  Lo mismo sucede con “sentate un poco”: o te sientas o no, pero no puede uno quedarse a medio camino. “Heredar” implica que una persona recibe los bienes de otra, usualmente, pero no necesariamente, después de la muerte de la persona que deja esos bienes: “la hija heredó la casa de su padre”, pero resulta muy extraño escuchar: “el padre heredó a la hija”, queriendo expresar, no que la hija murió y le dejó sus propiedades al padre, sino que el padre le dejó sus bienes en herencia a la hija.  No entiendo la insistencia en la redundancia de “el día lunes”, si en la semana sólo hay un día lunes. No se dice “el mes marzo”, aunque sí “el año 1945”. No es “occión” ni “Pecsi-Cola”, sino opción y Pepsi-Cola. Tampoco es “espontaniedad” ni “femenidad” sino espontaneidad y femeneidad. No es correcto “darse de cuenta” pero sí darse cuenta, ni “haiga”, ni ponerle una “s” a la conjugación de la segunda persona (“tú”, por si acaso) del singular del pretérito perfecto simple (antes pretérito indefinido). Mira, te lo voy a volver a explicar: no es “fuistes”, “comistes”, “jugastes”, ¿comprendiste?(1) Esta conjugación acaba siempre en vocal: fuiste, cantaste, jugaste. Añadir una “s” a esta forma verbal es un vulgarismo que está muy extendido y que debe evitarse. “Haiga” es una deformación de haya del verbo haber y no del verbo hallar o encontrar. Esta

Anuncios

Páginas: 1 2 3 4 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: