Tomar café en Venezuela

febrero 23, 2009

Por Hilda Luisa Díaz-Perera. 2009, Derechos Reservados.
Publicado por primera vez en A toda marcha
Naples, Florida, 24 de marzo del 2004.

José Martí, el escritor y patriota cubano, escribió múltiples elogios al café. Lo llamó “el generoso don de América”, “la esencia de la vida”, “el padre del verso”. Siendo un asiduo tomador de café desde los 16 años, dice: “El café me enardece y alegra, fuego suave, sin llama y sin ardor, aviva y acelera toda la ágil sangre de mis venas”. Sobre el café de Venezuela comentó que era “tan vivificador y fragante que tal parece que hierve una oda en cada taza”. Muchos historiadores culpan la muerte de José Martí a su gran deseo de tomar café. Pero eso nos ocupará otro día.

Como yo al igual que Martí, soy también asidua al café, al café fuerte “a la cubana”, desde los 16 años de edad en que por primera vez mis padres me permitieron tomarlo cuando se le servía a los adultos, comprendo perfectamente que él no pudiera resistir la tentación de catarlo dondequiera que se le presentara la oportunidad. En mi primera visita a Venezuela hace muchos años, le pedí a mi media naranja que me llevara a una cafetería a tomar aquel café cuyo aroma me perseguía por toda Caracas. Cuando el dependiente me preguntó qué deseaba le contesté que “un café”, como lo pido siempre. “¿Cómo?”, preguntó, a lo que yo volví a repetir: “Un café, por favor.” “¿Cómo?”, repitió, dándole dos palmaditas al mesón, dejándome entender que tenía la paciencia al límite, pues era temprano en la mañana y estaba la cafetería repleta con otros clientes apurados que esperaban. Creyendo que era sordo y alzando la voz, le contesté también desconcertada: “Un café, por favor”. “No, vale, que ¿cómo lo quiere?”. Mi marido que estaba detrás de mí me miraba sonriente y con ojos burlones. “¿Qué pasa?”, pregunté, “¿qué es eso de que cómo lo quiero, chico? ¿Es que acaso aquí tienen otro nombre para el café? ¡Sí!, seguro que ahora me vas a decir que aquí se pide el café de otra forma…”. El dependiente esperaba ya visiblemente dispuesto a dejarme por imposible, pero mi marido dijo a tiempo, antes que el hombre se alejara: “¡Un negro corto!” “¡Un negro corto!” ordenó el dependiente sin mirar a la mujer escondida detrás de la máquina coladora. “¿Un negro corto? ¿Qué estás hablando tú, chico? Mira, ¡que no inventen con mi café!” Un señor mayor, canoso, que no se había perdido ni un momento del intercambio me dijo: “Usted no es de aquí, ¿verdad?” “No”, respondí. “Pues mire, aquí usted puede tomar un negro corto, un negro largo, un con leche claro, un con leche oscuro, el clarito o guayoyo, un cortado, un marrón oscuro, un marrón claro…después están los que tienen azúcar y los que no tienen azúcar, los que son bien calientes, los que son templados y los casi fríos. Nosotros los venezolanos somos expertos en describir el café para tomarlo exactamente como nos gusta. ¿No ve que el café es muy personal, que no hay dos personas que se lo tomen igual y hay que complacer todos los gustos?” Cuando terminó su explicación indicó con la mano el espacio que quedaba ante mí sobre el mesón. Allí, en la tacita blanca, humeante, negro, espumoso, aromático y sabroso, estaba mi “negro corto”: ¡mi café cubano!

AddThis social bookmarking image button

One Response to “Tomar café en Venezuela”

  1. ivan Says:

    Yo siendo Colombiano aprendi a tomar cafe en Venezuela. Efectivamente el bueno es el que se prepara con las maquinas a vapor de hacer cafe. Una medida de cafe molida que es usada una sola vez. Y la preparacion segun haya sido solicitada. Mi preferencia es el Negro Largo (Sin chistecitos y sonrisas maliciosas) , es el mismo Cafe cubano pero la tacita pequeña llena del extracto del cafe.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: